3 claves para aprovechar las crisis

 

Todo iba muy bien en la relación, tenían planeado casarse, pero finalmente él la dejó.

Era un buen empleo, se había integrado ya con el equipo y finalmente lo invitaron a dejar el puesto.

Tiene cinco años de casado, dos hijos pequeños y acaban de diagnosticarle una enfermedad de pronóstico reservado.

Situaciones como estas son comunes, las crisis son inevitables. El cambio es la constante. Hay crisis cuando el cambio llega sin haberlo esperado. Cuando bajo el influjo de la ilusión de la constancia nos aferramos a algo que nos agrada. El cuerpo, la mente y la emoción se obstinan a un espejismo.

Crisis, del griego krisis, significa combate, lucha, esfuerzo; Crisis comparte la misma etimología que las palabras crisol, crisálida, Cristo, criterio, palabras que nos llevan al reenfoque poderoso de renacer, gestación, transformación; significados que son el modo correcto de afrontar los “tiempos de cambio”.

No podemos aislarnos de los cambios, sin embargo, lo que podemos elegir es cómo reaccionar ante ellos, Napoleón decía “¿Circunstancias? ¿Qué son las circunstancias? ¡Yo soy las circunstancias!

J.K. Rowling, la autora de la saga de Harry Potter, dio un discurso en la ceremonia de graduación n° 357 de la Universidad de Harvard el día que recibió el doctorado honoris causa, en donde dijo: “¿Por qué hablo acerca de los beneficios del fracaso? Simplemente porque el fracaso significa un camino hacia lo no esencial…comencé a dirigir toda mi energía a terminar el trabajo que me interesaba….era libre, pues mis más grandes miedos se habían materializado, y aún estaba con vida, y aún tenía una hija a la cual adoraba, y tenía una máquina de escribir y una gran idea. Y entonces la roca del suelo se convirtió en los fundamentos sobre los cuales reconstruí mi vida”

J.K. Rowling había tocado fondo, atravesado por una profunda crisis matrimonial que terminó en divorcio, con una hija, sin trabajo y viviendo de los beneficios que otorgaba el estado, terminó “Harry Potter y la piedra filosofal” en 1995 usando su vieja máquina de escribir. Lo que vino después fue un éxito rotundo.

Siempre podemos definir el rumbo ante una situación inesperada, nuestra actitud, la “buena actitud” es la manera más apta para sobrellevar las situaciones de cambio y salir fortalecidos y para ello te propongo seguir tres claves:

Clave n° 01: aceptar la nueva situación.

Que no significa no hacer nada, sino por el contrario, tomar consciencia del cambio. Aceptación es reconocer el nuevo “hoy” como punto de partida hacia un nuevo “mañana”. Es dejar de pelear contra el por qué a mí y empezar un proceso de transformación.  Es el inicio de la ruptura de la dinámica de la crisis, evitando caer en espirales de estrés e inacción. Algunos estudios muestran que el 70 – 80% de las personas que han perdido a un ser querido encuentran algo bueno en su experiencia (1).

Pregunta de coaching: ¿Qué tienes que aceptar si quieres salir adelante?

Clave n° 02: tomar consciencia de tus recursos.

Todo ser humano está dotado de recursos y fortalezas; los momentos de crisis son la oportunidad de ponerlos a prueba, y muchas veces las dificultades revelan la real valía de las personas; precisamente el ejercicio y la puesta en práctica de dichas fortalezas personales es para Martín Seligman la oportunidad de tener una vida más exitosa y satisfacción emocional más plenas (2). Este paso nos permite lidiar con el miedo natural al nuevo contexto. Miedo que de otro modo nos puede paralizar no solo psicológicamente, sino también físicamente por la contraparte bioquímica que tiene aparejado.

Pregunta de coaching: ¿Con qué recursos y capacidades cuentas para salir fortalecido de esta nueva situación?

Clave n° 03: ponerte en marcha.

Identificados los recursos y fortalezas el paso siguiente es definir el nuevo futuro. Ser capaces de construir una nueva ilusión y establecer los objetivos y acciones necesarias. Buscar ayuda cuando sea requiera. Enamorarse del nuevo sueño, la capacidad de “remar” sabiendo que el futuro tiene mucho de decisión propia y que no todo está sujeto a lo imponderable. El futuro se construye a partir de estos “presentes” que decides vivir día a día.

¡Qué oportuna me resulta la frase de Anthony de Mello!:”¿Y cuándo piensas realizar tu sueño?”, le preguntó el Maestro a su discípulo. “Cuando tenga la oportunidad de hacerlo”, respondió éste. El Maestro contestó: “La oportunidad nunca llega. La oportunidad ya está aquí.”

Pregunta de coaching: ¿Qué tendrías que hacer para ponerte en marcha hacia tus sueños?


(1) Sonja Lyubomirsky, “La ciencia de la felicidad”, Ediciones Urano, 2008.

(2) Martin Seligman, “La auténtica felicidad”, Ediciones B, 2011.