La aplicación de las fortalezas humanas contribuye de manera muy importante al logro del bienestar humano.

No existe ser humano sin recursos. Existen seres humanos que no conocen el potencial que duerme en su interior. Otros que, por objetivos y metas no alcanzadas, cuestionan la existencia de sus talentos y alcanzar sus sueños abandonando o adoptando esfuerzos erráticos por miedo a una desilusión. Están también aquellos que pese a las dificultades deciden continuar abrazando la visión de vida que han concebido. Personas que prueban y encuentran formas distintas de abordar los obstáculos que aparecen en el camino. Dificultades propias de quien inicia la marcha hacia sus ideales.

¿Qué son las fortalezas?

Hace casi veinte años atrás se inició el proyecto VIA (Values in Action) de fortalezas personales iniciando una línea de investigación muy importante en el campo del bienestar humano. Esta ambiciosa iniciativa buscaba encontrar aquellas virtudes y fortalezas que son transversales al ser humano independientemente de la cultura, etnia, ubicación geográfica, creencias religiosas entre otros variables. Una primera conclusión fue que existen 6 virtudes ubicuas, es decir, válidas en todo el mundo:

Sabiduría y conocimiento

Coraje

Humanidad y amor

Justicia

Templanza

Trascendencia

Las virtudes son la disposición de las personas a actuar con convicción, de una determinada manera, no siendo forzada por ningún agente externo, es algo que se hace voluntariamente. Para Aristóteles, la puesta en práctica de las virtudes llevaba a la felicidad. Dicha praxis se concreta a través de comportamientos, los cuales, bajo la mirada de la psicología positiva son las fortalezas humanas, que en este manual del “equilibrio mental” como le llamó Seligman, son las 24 fortalezas humanas; es decir, por cada virtud se despliegan fortalezas específicas.

SABIDURÍA Y CONOCIMIENTO CORAJE HUMANIDAD Y AMOR JUSTICIA TEMPLANZA TRASCENDENCIA
Creatividad Valentía Generosidad Equidad Modestia Apreciación de la belleza y de la excelencia
Curiosidad Autenticidad Amar y dejarse amar Liderazgo Prudencia Gratitud
Pensamiento crítico Perseverancia Trabajo en equipo Auto-regulación Esperanza
Amor por el aprendizaje Entusiasmo Humor
Inteligencia emocional Espiritualidad
Perspectiva Perdón

 

Antes de ir a la importancia de las fortalezas humanas, conviene diferenciarlas de las capacidades humanas. Estas últimas son aptitudes y destrezas innatas, difícilmente adquiribles y automáticas, son los talentos. Las fortalezas por el contrario implican el uso de la voluntad, es decir, que tú puedes elegir mejorarlas.

Para el psicólogo americano Donald Clifton, los talentos, destrezas y habilidades potenciados por su puesta en práctica, serían las fortalezas. Ambas visiones son complementarias; hay algo innato y algo que se construye y refuerza con el comportamiento.

¿Por qué es importante aplicar tus fortalezas?

Por varios motivos, de los cuales destaco tres:

  1. Vivir con más felicidad.- Al aplicar tus fortalezas en el trabajo, la familia, tu empresa, entre otras áreas de tu vida, estarás enfrentando los desafíos con lo mejor de tu repertorio personal; es decir, tendrás capacidad de respuesta; esto pone en marcha lo que en psicología positiva se conoce con el nombre de flow, estado de intensa atención y enfoque en una tarea exigente pero que sabemos podemos lograr resultados positivos.

 

  1. Conseguir mayor energía y vitalidad.- El cerebro usa aproximadamente el 25% de la glucosa, la aplicación de nuestras fortalezas favorece la optimización de este recurso.

 

  1. Alcanzar tus metas.- Aplicar talentos y fortalezas en nuestros empeños, sabiendo que son lo que se nos da mejor, nos lleva a un nivel más alto de confianza, por ende, de recuperarnos con mayor facilidad ante la adversidad y por ello, tener un impacto mayor en el logro de los objetivos y búsqueda de soluciones cuando las cosas se pongan difíciles.

 

Resulta muy valioso el aporte de la psicología positiva en este campo ya que son conclusiones de profundos y extensos estudios empíricos, busquemos su aplicación, especialmente en el trabajo, que es donde pasamos 8 horas o más del día, cumpliendo nuestras actividades, formando parte de un equipo o bien liderando uno, te invito a hacerlo desde tu grandeza, descubre tus 5 fortalezas principales y empieza a aplicarlas.