Pasaste tus primeros 9 meses de vida flotando, protegido, sin que nada te faltara. Sentiste los latidos de su corazón, su calor, su nerviosismo, sus alegrías; seguro también sus palabras; y quizás también dudas y temores. Fue tu primer contacto vital, de los más perdurables, influyentes y poderosos. Serlo, es sin duda un privilegio, el más trascendente pues lleva el milagro de la vida.

Nunca tendrás otra madre. Algunas fueron madres muy jóvenes, otras mayores; pero todas sin duda han querido siempre dar lo mejor de sí. Creo que todas se preguntan, aunque no sean conscientes, cómo hacerlo. Todas sin temor a equivocarme miran a los ojos de sus hijos como nadie jamás lo hará. La relación madre – hijo es única e irrepetible. Es una relación poderosa que habrá influido mucho en cómo eres ahora.

Nancy Elliott, madre de Thomas Alva Edison, el gran inventor norteamericano, recibió una nota del colegio al que asistía Thomas, la cual se la leyó en voz alta a su entonces pequeño hijo: “señora, su hijo es un genio, no podemos enseñarle más en esta escuela ya que es muy pequeña y no tenemos los maestros adecuados, a partir de la fecha usted tendrá que encargarse de su educación”. Muchos años después de que Nancy Elliott muriera, Thomas encontró un papel arrugado en un escritorio de la casa, era la carta que habían enviado del colegio, aquella que su madre en aquellas ocasión le leyó; en este viejo papel decía: “señora, su hijo está mentalmente enfermo, no podemos permitirle que vuelva más a la escuela”. Se dice que Edison lloró durante horas conmovido para luego escribir, “soy el resultado de lo que una gran mujer quiso hacer de mí”.

La señora Sonya Carson, nunca perdió la fe en su hijo Ben. Se casó a los trece años y tuvo un matrimonio difícil que terminó en separación cuando Ben tenía solo ocho años. Ben Carson, su hijo, era considerado el tonto de la clase, un muchacho difícil y en muchas ocasiones agresivo que llegó incluso a atacar con un cuchillo a uno de sus compañeros de escuela, el cual milagrosamente se salvó al chocar el arma con la hebilla de su correa y Ben pudo finalmente encontrar su destino. La madre Ben, le dijo que había tenido una revelación, y que lo que él y su hermano tenían que hacer era leer. Dados sus escasos recursos económicos iban a la biblioteca pública de Detroit. El empuje, la fuerza y la fe de su madre fueron fundamentales para que Ben Carson  inicie su proceso de transformación convirtiéndose en el número 1 del salón de clase, número 1 de su colegio y número 1 de todas las escuelas de Detroit ganando una beca para estudiar en Yale y convertirse en el mejor neurocirujano infantil del mundo.

Qué importantes fueron estas madres para sus hijos, su fuerza vino de su fe en ellos; en conocerlos y en no dudar jamás de sus fortalezas, pero sobre todo por su enorme amor; amor que solo podrá sentir quien es madre.

Hoy, segundo domingo de mayo, quisiera que reflexionemos juntos sobre este rol, hazlo desde tu lugar, seas madre, hijo o hija, o quizás padre. Que sea ocasión para reconocer su papel.

  • Acompañar, sumar y reconocerlo si eres padre.
  • Entenderlo y valorarlo si nos toca ser hijos.

Si eres madre…

  • Tomar consciencia del poder de tus palabras, la fuerza de un “creo en ti, yo te acompaño”, la importancia de un “te quiero hijo”
  • Los hábitos que puedas contribuir a desarrollar, la disciplina tan necesaria en los momentos bajos.
  • Enseñar a los tuyos a conectar con su lado emocional y el cultivo de emociones positivas.
  • Entender que podemos sentir que nos hemos equivocado algunas veces; a fin de cuentas, aprendemos a ser padres y madres con la experiencia; y para ello la tolerancia con nosotros mismos, contigo misma.
  • En no pocas ocasiones detener la culpabilidad y dar paso a perdonarse uno mismo. Esta es la mejor vía para rectificar algo que no estuvo bien.

Sé que me quedo corto. Sé que las palabras no serán suficientes. Te dejo con el gran mensaje de Ernest Bersott quien resume “muchas maravillas hay en el universo; pero la obra maestra de la creación es el corazón materno”.

Feliz día de la madre. Feliz día mamá.


Imagen gracias a Unsplash