¿sabes qué son los antioxidantes-

 

A menudo escuchamos o quizás encontramos un artículo en un diario o una revista tratar sobre los antioxidantes, y nos ofrecen una lista de alimentos ricos en ellos; pero ¿qué son los antioxidantes y qué tienen que ver con nosotros?

Como sabemos, el oxígeno es un gas fundamental para la vida. Cada vez que respiramos millones de glóbulos rojos de nuestra sangre llevan el oxígeno a cada una de las células de los distintos órganos que componen nuestro organismo y de esta forma obtenemos la energía que necesitamos, oxidando moléculas ricas en carbono e hidrógeno como los carbohidratos. Pero es precisamente en este proceso, que se producen unas especies químicas llamadas radicales libres, que existen como su nombre lo indica, de manera independiente, y que generan reacciones con distintas moléculas  vitales dañándolas y alterando su función celular.

¿Qué daño nos pueden causar estos radicales libres?

Los radicales libres causan muchos daños: alteran las membranas celulares, modifican nuestras proteínas e incluso pueden lesionar la cadena del ADN presente en el núcleo de nuestras células. Sin embargo, la naturaleza es sabia, y ha dotado a nuestro organismo de los llamados ANTIOXIDANTES, cuyo rol precisamente es inhibir sus efectos manteniendo o recuperando nuestro equilibrio minimizando el daño y envejecimiento celular.

¿Qué clases de antioxidantes existen?, de manera muy breve y por su función, los antioxidantes pueden ser:

Preventivos, como su nombre lo indica, impiden la formación de los radicales libres, por ejemplo la albúmina, la lactoferrina (abundante en la leche materna brindando  inmunidad al bebé), la transferrina, todas ellas proteínas presentes en nuestra sangre.

Disruptores, que eliminan los radicales libres impidiendo reacciones en cadena, destacan la vitamina A, E, la coenzima Q 10 y los carotenoides, que actúan a nivel de la membrana celular protegiéndola; y el ácido ascórbico (Vit. C), la bilirrubina y la albúmina que lo hacen en el medio extracelular complementando el papel de las enzimas antioxidantes que operan a nivel intracelular.

Tengamos presente que algunas situaciones propician la producción de radicales libres, tales como la exposición a substancias tóxicas, fumar, infecciones, traumatismos, fármacos, radiación ultravioleta, los gases procedentes de la combustión e incluso el deporte excesivo, y en esta situación, el organismo podría requerir una mayor presencia de antioxidantes que los podemos conseguir con una dieta rica en frutas y vegetales acompañada de algunos suplementos.


Nota: Las fuentes de este artículo corresponden a lecturas y libros de nutrición del programa de maestría en nutrición y dietética de Funiber.